Archivo de la categoría: Actualidad

BlackBerry, un nuevo rumbo.

Había empezado a escribir esta entrada sobre Black Berry hace casi 15 días, cuando de repente empezaron a saltar las noticias sobre su posible venta, su ‘segura’ venta y ahora los rumores de que quizás pudiese tener más novias (como Google, Intel, LG o Samsung).

Así que me veo a obligar a reescribirla, para hablar sobre cuál podría haber sido su nuevo rumbo, a la espera de lo que suceda a partir de ahora.

BlackBerry Logo

BlackBerry

Un poco de historia.

La mayoría conocemos a BlackBerry por ser la empresa que integró la telefonía profesional en nuestras empresas con los servidores de correo y servicios de mensajería.

Hasta no hace muchos años, cuando iPhone acaba de llegar y Android aún tenía camino por recorrer, era de lo más habitual ver en nuestras empresas terminales de BlackBerry que nos proporcionaban acceso permanente a nuestro correo corporativo y calendario, además de los servicios de telefonía móvil, acceso a internet e incluso algunas aplicaciones útiles para el día a día.

Sin embargo, en apenas unos años y con la irrupción de los smartphones, BlackBerry ha perdido una importante cuota de mercado y ha dejado de ser el terminal por excelencia en las empresas.

Rediseñando BB.

Metida en una profunda crisis y con el afán de recuperarse, BB se metió de lleno a diseñar nuevos terminales con una nueva versión de su sistema operativo, con el afán de recuperar la confianza de sus antiguos clientes, dando lugar a su BB10 y terminal Z10 como buque insignia.

BlackBerry Z10

BlackBerry Z10

Sobre ello podéis leer este análisis en Xataka, donde queda claro que BB ha hecho un gran esfuerzo por ponerse al día y consiguiendo un muy buen producto.

Pero, el problema que tenía BB es el mismo que tiene hoy Microsoft con su Windows Phone (no dejéis de probarlo, os sorprenderá), y no es más que el haber llegado tarde a una batalla entre dos contendientes que tienen la mayor parte del mercado.

Pese a contar con un gran producto, con algunos puntos fuertes y una integración muy buena de nuestras cuentas en redes sociales y profesionales, a estas alturas era difícil convencer a los usuarios para volver a confiar en BB o simplemente en que merece la pena pagar por un Z10, cuando por el mismo precio tienes terminales con Android superiores.

Un posible camino.

A estas alturas, una vez ya casi realizada la venta y casi decidido el futuro de Black Berry, es difícil saber qué sucederá con esta marca y si quizás, como le pasó antes a Palm, terminará desapareciendo quedando solo en el recuerdo de algunos.

Pero quizás BB habría podido tener una oportunidad, de haber cambiado su estrategia en su momento.

Con iOS y Android dominando el mercado, la idea de intentar competir con su propio SO se antojaba algo difícil, ya no solo por tener que convencer a los usuarios si no por tener que convencer a los desarrolladores de aplicaciones para que programen para tu plataforma.

Por ello, y viendo movimientos como el de Amazon para sus nuevos Kindle, la opción podría haber pasado por decantarse por Android y haber aprovechado el éxito de esta plataforma.

¿Otro fabricante más para Android?… Pues sí y no.

Porque si bien existen ya muchos fabricantes, desde gama baja a alta, hay todavía un aspecto en el que nadie ha invertido.

Con las políticas BYOD a la orden del día en las empresas, donde cada vez es más habitual ver dispositivos de los trabajadores en el día a día, los departamentos de Sistemas corren para dar soporte y evitar los habituales problemas de seguridad.

Y ahí es donde BB podría haber ganado terreno, dedicando sus esfuerzos a proporcionar una versión profesional de Android, capaz de proporcionar un espacio personal y otro profesional dentro del mismo dispositivo.

Imaginar un Android, como el que muchos tenemos ya, donde tengamos nuestro espacio personal, aplicaciones, fotos, mensajería y correo… pero que a la vez nos permita mantener un segundo perfil profesional, aislado del anterior, desde el que podamos acceder a nuestro entorno de trabajo.

Entornos separados, aplicaciones separadas para prevenir el robo de información sensible, incluso en dispositivos dual-SIM el usar conexiones distintas para cada entorno, sería una idea atractiva para las empresas que intentan ser flexibles con las exigencias de sus empleados pero sin problemas de seguridad.

Y ahí BB podría haber aportado todo su conocimiento y experiencia en entornos empresariales, siendo capaces de ofrecer no solo esa versión de Android sino también todo el ecosistema necesario para que las empresas pudiesen integrarlo.

Aunque por desgracia, me temo que ahora mismo el futuro de BB está mucho más cerca de desaparecer como marca.

Doble rasero (Google/Apple).

No voy a negar mis preferencias por la gran ‘G’ (Google), y mucho menos que mi simpatía por Apple no va más allá de reconocer su aportación al mundo de la tecnología al haber sabido ofrecer productos tecnológicos para la gran mayoría de consumidores con una estética mucho más atractiva o una gran usabilidad.

Google-VS-Apple

Pero dejando al margen estos preferencias personales, me llama mucho la atención el doble rasero del que muchas veces hacen gala en los USA a la hora de vigilar a uno u otro.

En este caso me encuentro con la siguiente noticia sobre Google:

Google must change search business practices after FTC decision

The Federal Trade Commission handed down a full bag of decisions in its antitrust investigation of Google during a press conference on Thursday.

Essentially, Google is going to have to make a number of changes to its business practices — especially regarding search.

For starters, in a 4-1 vote, the FTC ordered Google to stop using patents purchased by Motorola to exclude competitors. These patents cover “standardized technologies” across smartphones, laptops, tablets, and gaming consoles.

Cuando Google decidió salir de compras y comprar Motorola Mobility, se hizo con un montón de patentes sobre tecnologías usadas ampliamente en el mundo de las comunicaciones y telefonía móvil.

En aquel momento, Apple había lanzado una ofensiva contra todos los fabricantes de móviles que se decantasen por sacar modelos con Android, buscando bloquear las ventas haciendo uso de sus patentes a base de demandas.

Así que cuando Google hizo esta compra, muchos pensamos que se produciría una guerra directa, que en realidad nunca se llevó a cabo. Aunque eso sí, Google empezó a ceder a algunos fabricantes alguna de sus recién adquiridas patentes, para poder forzar a Apple a negociar para no verse a su vez bloqueada.

Por eso, desde el principio las autoridades USA han estado muy encima de Google para discernir si esta nueva situación podría suponer una posición de monopolio.

Pero lo realmente llamativo, es que mientras a Google se la vigila de esta forma (absurda a mi entender, dado que si ha comprado las patentes son suyas y no hay más que hablar), las mismas autoridades no han sido igual de controladoras con Apple:

Apple consigue paralizar las ventas del Galaxy Nexus en Estados Unidos

Una jueza de EE UU aprobó el pasado viernes, a petición de Apple, una orden judicial por la que se prohíbe la venta del Samsung Galaxy Nexus de la compañía surcoreana por infringir varias patentes, convirtiéndose en la segunda victoria legal de los de Cupertino frente a Samsung en una semana.

Apple es también propietaria de patentes usadas por otros fabricantes, de dispositivos o SO para móviles, por lo que su forma de actuar también supone una práctica monopolista.

Sin embargo, la Administración USA se muestra mucho más laxa con Apple, como si fuese su ‘niña bonita’ a la que permite actuar de forma sucia y caprichosa.

Y lo que es peor, este tipo de actuaciones conllevan ciertos problemas añadidos que se destacan en el primer artículo:

The FTC’s stance on this is that, “if left unchecked,” these patents could give way to higher prices “as companies may pay higher royalties for the use of Google’s patents because of the threat of an injunction, and then pass those higher prices on to consumers.”

The worst-case scenario, according to the FTC, would be for the technology industry to abandon standards, limiting innovation and investment altogether.

Es decir, por un lado se aumenta el precio final del producto por tener que pagar altos ‘royalties’ por estas patentes, y por otra parte se frena la innovación e inversión al preferir muchas empresas vivir de las rentas antes que seguir invirtiendo en I+D.

Lo curioso es que esta parte se aplique hasta ahora solo a Google, a quien se le impondrán medidas para evitar que pueda abusar de su posición dominante (sobre todo en lo relacionado con las búsquedas), pero no se haga lo mismo con Apple que corre el riesgo de lastrar un mercado en auge como es el de la telefonía móvil.

Espero que por el bien de todos los consumidores, las autoridades no se ciñan únicamente a uno de estas empresas y tengan a bien vigilar al resto para evitar situaciones dominantes en base a las (muchas veces absurdas) patentes.

El ‘expertise’.

Estaba dando un repaso a las noticias del día, cuando me he encontrado con dos noticias que me vienen al pelo para explicar el concepto de ‘expertise’.

La primera tiene que ver con el más que deseado nuevo teléfono de Google, su Nexus 4 y gran pelotazo para la marca:

Google se disculpa por los retrasos con Nexus 4, mete en el saco a LG

No es concretamente el mercado español el que se trata en la noticia, sino el de Reino Unido e Irlanda, donde Dan Cobley, jefazo de Google, nos cuenta algunos detalles sobre el problema que se han encontrado para satisfacer a los clientes, con muy pocas unidades de teléfonos.

“Sé que lo que está pasando es inaceptable y estamos trabajando los siete días de la semana para resolver este problema. Los suministros de los fabricantes son escasos, y nuestra comunicación ha sido deficiente. Nos disculpamos por ello”

Nexus 4 - Os aseguro que es real, he tenido uno en mis manos.

Nexus 4 – Os aseguro que es real, he tenido uno en mis manos.

Y por otra parte, una noticia sobre la nueva consola de Nintendo, la Wii U y su novedoso Gamepad con pantalla de 6.2″ integrada:

Wii U comienza a agotarse en EEUU dos días después de su lanzamiento

La nueva consola de Nintendo, Wii U, ha comenzado a agotarse en tiendas de Estados Unidos dos días después de su lanzamiento. Desde la compañía han pedido calma a los usuarios y han asegurado que nuevas unidades llegarán progresivamente a los diferentes puntos de venta.

La gran ‘G’ decidió este año que ya era hora de dar un golpe de autoridad en el mercado de los smartphones, tras años de confiar en distintos fabricantes, en especial en Samsung, para sacar su buque insignia Nexus.

Después de ver cómo tras sacar un modelo destinado a vender las bondades de Android, éste quedaba rápidamente relegado por distintos modelos (incluidos los Galaxy de la propia Samsung) que eclipsaban lo que debería haber sido el modelo de referencia, este año acordó confiar en LG para sacar un modelo realmente rompedor, tanto por su HW como por su precio que lo ha situado de un día para otro como el modelo más deseado con los consabidos problemas surgidos desde el primer día.

Aunque lo malo no es que tu teléfono estrella se agote en cuestión de horas, si no que más de un mes después siguen sin dar señales de ser capaces de reponer existencias, con el cabreo de muchos interesados que hartos de esperar empiezan a decantarse por otros modelos.

Por contra, la experiencia de Nintendo en el mundo de las consolas no solo le vale para estar listo y preparado para atender a la demanda de su nueva consola, si no para haber jugado magistralmente frente a sus adversarios Sony y Microsoft y ser la absoluta ganadora.

Primero hace unos años, cuando apostó por el mercado más ‘casual’, los juegos menos vistosos desde el punto de vista de los gráficos (se quedó fuera de lo que se denominó la ‘Next-Gen’) pero un componente claramente diferenciador frente a la competencia: el Wii-mote.

Con un simple mando y ofreciendo una forma de jugar más interactiva ha conseguido vender más consolas que rivales más potentes y en teoría más preparados para ofrecer una mejor experiencia visual.

Pero no solo eso, si no como defendí en su día lo hizo con un gasto mucho menor (el precio de fabricación de la Wii era inferior a sus rivales) y obteniendo unas ganancias muy importantes que le han posibilitado, a día de hoy, adelantarse de nuevo a sus competidoras ofreciendo una nueva consola que no solo vuelve a innovar en la forma de jugar si no que ofrece un HW más potente y capaz de situarla por encima de las actuales opciones.

En estos casos, el factor diferenciador ha sido claramente el ‘Expertise‘, o lo que viene a ser la experiencia y conocimiento que te diferencia de los novatos.

Nintendo conoce muy bien su mercado (para eso lleva desde los 80 en él) lo que no solo les hace estar mejor preparados ante un importante lanzamiento y no dejar nada en manos de terceros, sino que les hace ganar ventaja frente a sus competidoras ofreciendo algo distinto y lo suficientemente llamativo aún cuando parece que no debería ser así.

Mientras tanto, Google ha pagado el pato de ser unos ‘novatos’ en el lanzamiento de dispositivos Hardware, al haber dejado en manos del fabricante escogido el asegurar los suministros (cosa que parece claro que LG no ha sabido/querido hacer) por un lado, pero también por no haber sabido prever el éxito de su teléfono o no tener un plan B para este caso, en el que a cada día que sigue sin tener stock pierde posibles ventas.

De esta forma, estos dos ejemplos nos muestran que el tener más y mejores recursos, no siempre nos aseguran el éxito en lo que hacemos, y que como se suele decir ‘la experiencia es un grado’.

Nintendo está claro que lo sabe, pero viendo el fiasco de Google en esta ocasión, o en ocasiones pasadas si nos paramos a ver los problemas fragmentación que sufre Android (es un crimen que se sigan sacando dispositivos con la versión 2.3 a estas alturas) u otros pequeños ‘fracasos’, empiezo a dudar de que Google sea capaz de identificarlos y empiece a tener claro cómo atajarlos.