Sony y el acierto de su estrategia en Android

Hace algo más de un mes, el pasado 12 de diciembre de 2012, una noticia me llamó la atención sobre Sony y Android:

Sony apoya a la comunidad y soluciona problemas de compatibilidad de CyanogenMod

hoy mismo hemos sabido que Sony ha salido al paso para solventar un problema de compatibilidad con el audio de los Sony Xperia en CyanogenMod. Como lo oís, Sony se ha preocupado de corregir un problema en el código fuente de CyanogenMod. Para hacer esto sin tener que liberar el código fuente de los componentes el desarrollador de Sony, Oskar Anderö, examinó el código público de CyanogenMod y corrigió los errores decompatibilidad con el chip de audio de forma que ahora CyanogenMod cuenta con soporte total para el audio de los Xperia.

Hasta ahora, hacer root o flashear una ROM distinta a la que tu smartphone traía de fábrica, era sinónimo de posibles problemas, pérdidas de garantía o quedar expuesto a perder una (muchas veces) lenta ROM original en pro de una ROM que no termina de ir bien.

Sin embargo, esta noticia del pasado diciembre ofrecía un giro total a la política que la totalidad de fabricantes llevaban a rajatabla, al pasar de solo dar soporte con sus ROMs oficiales a ayudar, por primera vez, a la comunidad para mejorar la compatibilidad con sus dispositivo.

A esto hay que añadir que si dispones de un Xperia (yo tengo un Neo V), el hacer root puede ser mucho más sencillo de lo que hasta ahora era gracias a que la propia Sony te ofrece el método y código de desbloqueo del bootloader de tu Xperia en su propia página web:

Página de Unlocking de Sony

Página de Unlocking de Sony

Es decir, basta con aceptar sus condiciones, hacer una comprobación para verificar que el bootloader puede ser desbloqueado y seguir el proceso que ellos mismos te indican, te envía tu clave de desbloqueo y una vez recibida puedes llevar a cabo el proceso.

Pero, ¿cuáles son las ventajas para Sony con esta estrategia?

Por una parte consiguen mejorar su imagen, dentro de la comunidad de desarrolladores de ROMs y de los que no tenemos problema en lanzarnos a probar distintas ROM para nuestros dispositivos, lo que le repercutirá en mejorar sus ventas y ganar puestos entre las preferencias de muchos posibles clientes.

No olvidemos que uno de los grandes problemas de Android es la enorme fragmentación del sistema, que provoca que aún a día de hoy sigamos viendo terminales lanzados con versiones 2.3.6 del sistema, aunque ICS (4.0) lleva con nosotros más de un año y Jelly Bean (4.1) ha demostrado ser una versión muy pulida y apetecible.

Gráfico fragmentación Android

Fragmentación en Android, tremendo el porcentaje de Gingerbread a estas alturas

Las quejas entre usuarios de Android por la falta de rigor a la hora de que los fabricantes dediquen esfuerzo y tiempo en traer las últimas versiones de Android a terminales recientes, son muy numerosas y suelen conllevar que muchos usuario renieguen de un determinado fabricante o incluso opten por lanzarse a comprar un Nexus de Google (cuando hay disponibilidad).

De ahí el acierto en la estrategia de Sony, por un lado consigue aprovechar el propio esfuerzo de la Comunidad en adaptar las últimas versiones de Android a sus terminales, lo que le puede ahorrar mucho esfuerzo y dinero si lo hicieran todo ellos mismos.

Por otra parte consigue contentar a muchos usuarios que se sienten más respaldados por el fabricante y que ven cómo tienen más opciones a la hora de decidir que ROM instalar, disfrutando así de versiones de Android que de otra forma no podrían instalar.

 

Por mi parte ya he desbloqueado el bootloader, así que ahora solo me queda decidir qué ROM terminaré probando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *